PAULA MOYA: ALMA RÚSTICA

En un remanso campestre de paz como escenario, Paula Moya defiende la importancia de viajar y conectar con la naturaleza.

El sol se empieza a asomar, anuncia la entrada de la primavera y, con ella, llegan las escapadas al campo, las excursiones a la naturaleza para respirar aire puro y desconectar y las ganas de perderse en un paisaje verde que contagie calma y serenidad. Paula Moya, alma nómada donde las haya, admite que aunque le encanta el contraste entre ciudad y campo, intenta dividir sus vacaciones entre montaña, un poco de playa y ciudad. “Siempre necesito mi momento de naturaleza. De hecho, me casé en Asturias y no soy asturiana, ninguno de los dos lo somos”, comenta. “Voy todos los años, soy una enamorada de Asturias, del norte en general. Mi primer viaje fue allí y, como vamos una vez al año, pues era como nuestro sitio, el sitio para desconectar”.

 

 

“Creo que el mejor dinero que puedes invertir es en viajar porque hace que tu alma se enriquezca”.

BOLSO BANDOLERA SHEILA ROJO
250,00€

VESTIDO PATI
69,95€

BOLSO LOLA
640,00€

BLUSA CARLA
59,95€

PAULA MOYA

 

“[Sobre las rr.ss] Es un mundo en el que parece todo muy fácil y muy idílico pero es bastante complicado”.

La estilista e influencer admite que es “un culo inquieto” y viajar le llena de una manera especial. “Creo que el mejor dinero que puedes invertir es en viajar porque hace que tu alma se enriquezca”, afirma. Si cerramos los ojos, dejamos que nuestra imaginación nos invada y soñamos despiertas con el viaje perfecto, uno con el que conectemos al 100% con la naturaleza en sus diferentes formas, probablemente nos transportaríamos a la luna de miel de Paula. Todo un regalo para los sentidos. “Me fui a Edimburgo, luego me hice la costa de California y acabé en Polinesia”, relata. “La Polinesia me pareció... en mi vida había visto nada así. Eso es naturaleza pura y dura, al que le guste bucear tiene que ir porque es increíble. Ahí el mar está vivo. Aquí no”.

 

Para la estación de las flores y de la luz Paula aboga por un estilo bohemio con acentos folk. Los vestidos de flores y de cuadros y los cárdigans y vestidos de punto encuentran en los tonos tierra, los sombreros y las botas sus mejores aliados para revisitar la estética country como si de una adaptación de Sonrisas y Lágrimas o de La Casa de la Pradera se tratase. “Es un estilo que en verano me gusta mucho o en primavera, ya cuando llega el calorcito, sí es verdad que soy muy de vestido con bota, llevar vestidos vaporosos, no me gusta ir muy ceñida nunca”, explica.

Con un interés por la moda desde que tiene uso de razón, Paula defiende que está hecha para divertirse y ayudar a olvidarse de las inseguridades. “A veces puedes tener miedo, por ejemplo, de ponerte un sombrero grande pero al final yo creo que tienes que arriesgar y si a ti te apetece ese día ponerte un sombrero, te lo pones”, declara. “Igual que hay días que no te sientes nada cómoda con los tacones y tiras de las zapatillas, pues lo mismo. Al final la moda es que te diviertas y que juegues con todas las opciones que tienes. ¿El qué dirán? Pues bueno, siempre habrá gente más clásica y gente más transgresora...”.

 

Su madurez a la hora de percibir el mundo de la moda, su forma de expresarse tan serena y pausada y, en general, la paz que transmite Paula se contrapone al frenético ritmo de las redes sociales. En un mundo de likes y followers, del ‘cuanto más, mejor’ y de desayunos y puestas de sol perfectos, una dosis de realidad de vez en cuando también es necesaria. Paula lo tiene claro. “Es un mundo en el que parece todo muy fácil y muy idílico pero es bastante complicado”, asegura. “Me acuerdo cuando no hacía nada de esto y pensaba ‘qué pelo más perfecto tiene esta chica en esta foto, yo quiero este pelo’. Y al final en una foto viene alguien a retocarte el pelo 50 veces... Es un trabajo normal y corriente, sí que es verdad que es muy glamuroso, pero no es todo tan perfecto como se pinta”.

 

 

Cool Committee #14

María García de Jaime


No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out